Foro Región Centro Mujeres de Alto Impacto

El Foro “Mujeres de Alto Impacto” tuvo como uno de sus propósitos, reconocer públicamente a mujeres que han destacado en ámbitos en los que ha predominado la visión masculina, aunque nuestros campos de acción no se limitan a éstos.

En un ambiente universitario queremos transmitir a la juventud un mensaje de aliento para que aprovechen el trabajo en equipo, la solidaridad, la sinergia, la suma de talentos...

En AMMJE estamos convencidas de que el esfuerzo colectivo cosecha mayores aprendizajes y logros. Añoramos que se concreten más relaciones interpersonales entre hombres y mujeres de impacto que día con día aporten para su desarrollo personal y para el de nuestro país.

Es un honor encontrarnos en la Universidad Anáhuac, en Huixquilucan, donde llevamos a cabo el 1er Foro Región Centro “Mujeres de Alto Impacto” de la Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresa, A.C.

Agradezco el gran respaldo brindado por el Centro Anáhuac de Estudios de la Mujer, el Ayuntamiento de Huixquilucan, así como las ponentes invitadas, quienes nos compartirán parte de su experiencia de vida personal y profesional.

Mi reconocimiento a la Coordinadora de la región Centro, Gabriela Mendoza Alvarez y a las Representaciones AMMJE Estado de México, CDMX e Hidalgo, por su iniciativa para organizar este Foro.

Con el desarrollo de los paneles “La mujer en la vida pública y política del país. Retos y prioridades” y “El desarrollo de la mujer en la sociedad. Empresaria y Ejecutiva”, evidentemente se buscó generar debates críticos que tienen que ver con la imperante necesidad de reflexionar acerca de las múltiples prácticas cotidianas que limitan el desarrollo de las mujeres y, al mismo tiempo, de demostrar que a pesar de las adversidades, las mujeres somos agentes de cambios positivos, comprometidas y dedicadas cuando nos proponemos una meta que nos implica superarnos días con día, sobre todo en los escenarios públicos.

En el mundo, y particularmente en México, el potencial que tenemos las mujeres es enorme. Las condiciones del mercado y la disponibilidad de talento lo confirman: en las mujeres recae el 80% de las decisiones de compra en los hogares y éstas representan 53% de las personas con estudios universitarios y de maestría en el país; representamos un factor clave que empuja el crecimiento sostenido del Producto Interno Bruto.

De acuerdo con datos del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), tener a una mujer o más trabajando en una empresa en un puesto de dirección y toma de decisiones disminuye 20% el riesgo de bancarrota de la compañía y aumenta en promedio 54% el retorno sobre la inversión. En la misma línea, también aumenta la atracción de talento (90%), el refuerzo de la marca y la reputación (83%), así como la innovación (78%).